SECCIÓN SCOUT (11 a 14 años)

Actividades

,

Taller de cabuyería

La cabuyería es la disciplina o saber que estudia el arte de hacer nudos, sus clases y sus distintas aplicaciones. El término ‘cabuyería’ proviene de la palabra ‘cabuya’, un material muy usado en el pasado para la confección de cuerdas

El sábado la Tropa estuvo practicando cabuyería y aprendió a hacer cinco nudos: el rizo, el corredizo, el as de guía, el ballestrinque y el ahorcado. ¡El campamento se acerca y necesitarán poner en práctica sus conocimientos!

¿Sabías que el rizo es parte del símbolo mundial de los scouts porque simboliza la hermandad scout? Es así porque, si está bien hecho, cuanto más tiras de él, más se tensa y es más difícil de romper.

Sábado 30 de Mayo

¡El sábado pasado la Tropa Fénix tuvo una tarde muy movidita!

El ejercicio físico también es una parte indispensable en el desarrollo de las generaciones futuras

Después del entrenamiento físico viene el mental.

Esta tarde tuvimos una dinámica sobre relaciones tóxicas para que las detectaran y para terminar abrimos un turno de palabra

para que expusieran qué es lo que harían antes estas situaciones y qué soluciones les pondrían.

¡Un saludo de mano izquierda!

Ruta vía verde del Guadarrama

Hoy la tropa ha salido de ruta.

Hemos hecho unos 9 kilómetros disfrutando de un día fantástico en la zona sur de Madrid.

Objetivos educativos generales de rama.

Como resultado de los aprendizajes experimentados por los/las Scouts, al finalizar sus vivencias en la Sección Scout, y de cara a integrarse plena y adecuadamente en la Unidad Esculta/Pionera, éstos serán capaces de:

1.- Enriquecer los conocimientos, destrezas y actitudes adquiridos en la Sección Scout (descubrimiento del yo, personalización de la
amistad, interiorización de sentimientos, curiosidad sexual, integración en el mudo adulto, pensamiento lógico-abstracto…) para ac
tuar libremente y con creatividad en todos los aspectos de la vida según las características personales y el Compromiso Scout adquirido.

2.- Reconocer las características personales y desarrollarlas en los grupos de pertenencia, aceptando las diferencias y semejanzas con los demás, manifestando una actitud de armonía y apertura, y respetando las normas comúnmente aceptadas por todos, especialmente en la Patrulla.

3.- Analizar y valorar las modas y productos de consumo e interesarse por el bienestar físico y mental conociendo los factores que influyen en el deterioro de la salud, (las drogas, sexualidad…) desarrollando aquellos hábitos que prevengan la adquisición de las enfermedades más comunes.

4.- Distinguir las situaciones de peligro para el medio ambiente y valorar la importancia de llevar a cabo acciones de protección, conservación y enriquecimiento del mismo, a partir de experiencias para desenvolverse en él.

5.- Descubrir las relaciones entre los principales valores individuales y familiares y su problemática mostrando actitudes de colaboración con los iguales.
6.- Reconocer y analizar, los diferentes hechos e instituciones presentes en el entorno familiar y sociocultural, descubriendo los entimientos y actitudes religiosas que contienen y percibiendo el grado de pertenencia o no a alguna de las familias de creyentes existentes.
7.- Observar y analizar, para darse cuenta de su valor y poder comportarse en consecuencia en la vida cotidiana familiar y social
–experiencial y afectivamente-, tanto las actitudes y costumbres humanas que rigen la vida y la convivencia en una sociedad pluralista (respeto a personas y cosas , solidaridad, justicia, paz, confianza en los adultos, obediencia a normas, admiración…), como los valores reco-
gidos en el Espíritu Scout (Promesa, Ley, Lema, B.A. …).

8.- Acceder a un primer análisis e interpretación de ciertos interrogantes profundos del ser humano y permanecer abierto-a a la posible creencia en Dios (adquiriendo destrezas y habilidades –sensitivas, gestuales, psicomotrices … —para acceder a la propia interioridad; valiéndose de las vivencias cotidianas y del marco natural; descubriendo la importancia del propio ser con todas sus posibilidades de expresióny relación–; valorando la dignidad humana…). En este caso, descubrir y/o profundizar en una opción de fe, creciendo en los
compromisos (individuales y/o comunitarios) que con lleva, y desarrollando destrezas y habilidades para continuar accediendo a la propia interioridad o expresar experiencias religiosas con los recursos de los diversos lenguajes –verbal, plástico, musical, corporal, simbólico…–.
9.- Elaborar y dar a conocer una valoración personal de lo que el Escultismo contribuye al propio desarrollo en cuanto a factores físicos, intelectuales, afectivos, interpersonales, y de inserción y actuación en el medio sociocultural.